Primary tabs

Noviembre 29

Acuerdo de Paz Habana II y Fragilidad Jurídica

No pretendemos entrar a analizar aquí las 58 enmiendas que se le hicieron a Habana I, sino simplemente resaltar las cuatro más fundamentales y sus implicaciones para la continuidad del proceso, luego del borrador de Acuerdo alcanzado recientemente que denominaremos Habana II. En materia de zonas de despeje y propiedad privada, creemos que los representantes del NO deberían haber quedado satisfechos con lo aclarado en Habana II a favor de la vigencia de la propiedad privada y del respeto a las leyes existentes que emanan del Congreso de la República y no de comunidades rurales. En materia de Justicia Transicional, las solicitudes del NO (acotamiento en el tiempo, no jueces extranjeros, y que siempre la justicia ordinaria pudiera operar como mecanismo de contra-balanceo) se han logrado satisfacer en una buena proporción en Habana II. En participación política, los del NO sienten que no se avanzó lo suficiente, pues tan solo se les prohibió, a quienes enfrentan esta condición, tener acceso a los 10 escaños reservados como garantía de mínima participación en política por parte de la guerrilla, pero no de ser elegidos por voto popular. Y en materia de bloque de constitucionalidad y refrendación, el gobierno y sus negociadores harían bien en recapacitar sobre su actual y errada estrategia jurídica de buscar un fast-track preguntándole simplemente a la Corte Constitucional, pues no se requiere sino leer español para darse cuenta que la Carta de 1991 NO contempla esa posibilidad, sino la de un llamado a una Constituyente para tal fin.

Archivo comentario: