Primary tabs

Agosto 22

“Ciencia” Económica: de tumbo-en-tumbo... macro-micro-macro

Durante el período de guerras mundiales (1914-1945), el mundo económico experimentó el increíble laboratorio de la Gran Depresión (1929-1933). Ello forzó a los economistas a adoptar, primero, un lenguaje cada vez más formal a través de la descripción matemática de los fenómenos y, segundo, a buscar evidencia empírica que pudiera dar sustento a esas hipótesis cuánticas. A pesar de este gran progreso multidisciplinario, hoy la profesión económica ha caído en un nuevo valle de tristezas, pues no solo su instrumental macro-financiero no logró anticipar la Gran Recesión (2008-2013), sino que también se siente frustración por lo difícil que ha resultado extrapolar a las masas algunos éxitos obtenidos en proyectos microfundamentados. Dicho de otra manera, la economía ha estado en las últimas tres décadas de tumbo-en-tumbo en la búsqueda de lecciones relevantes. La profesión ha pasado del auge de la macro en los años sesenta y setenta, a la árida búsqueda de alternativas microeconómicas durante los años ochenta y noventa, para caer nuevamente en la desolación científica reciente.Durante el período de guerras mundiales (1914-1945), el mundo económico experimentó el increíble laboratorio de la Gran Depresión (1929-1933). Ello forzó a los economistas a adoptar, primero, un lenguaje cada vez más formal a través de la descripción matemática de los fenómenos y, segundo, a buscar evidencia empírica que pudiera dar sustento a esas hipótesis cuánticas. A pesar de este gran progreso multidisciplinario, hoy la profesión económica ha caído en un nuevo valle de tristezas, pues no solo su instrumental macro-financiero no logró anticipar la Gran Recesión (2008-2013), sino que también se siente frustración por lo difícil que ha resultado extrapolar a las masas algunos éxitos obtenidos en proyectos microfundamentados. Dicho de otra manera, la economía ha estado en las últimas tres décadas de tumbo-en-tumbo en la búsqueda de lecciones relevantes. La profesión ha pasado del auge de la macro en los años sesenta y setenta, a la árida búsqueda de alternativas microeconómicas durante los años ochenta y noventa, para caer nuevamente en la desolación científica reciente.

Archivo comentario: