Primary tabs

Septiembre 6

Contratos de largo plazo: el caso de la salud

El mercado de corto plazo y sus determinantes del precio de intercambio de bienes y servicios son diferentes a los del largo plazo, tal como lo anticiparon los Premios Nobel de Economía Coase, Hart y Holmström. Ello es particularmente relevante en el caso de los arrendamientos, los costos de educación y, ni más ni menos, los costos para preservar la vida a través de la buena salud. En este último frente, resulta necesario completar los contratos de largo plazo de la medicina prepagada con las cláusulas legales perfectamente delimitadas en el tiempo, lo cual protege a los pacientes. Así, los hospitales-clínicas deben hacer planeación presupuestal de largo plazo, tal como lo exigen sus contratos. Si se requieren ajustes, la teoría económica de contratos incompletos diría que solo queda la opción de ajustar sus ingresos con base en la nueva clientela, pues la vigente se vinculó con expectativas delimitadas por la Ley y por los contratos de largo plazo. De lo contrario, se corre el riesgo de continuar desincentivando la afiliación a la medicina prepagada, más cuando se tienen en cuenta factores como: i) la ampliación del acceso a los servicios de la salud con el POS ampliado aprobado en la Ley Estatutaria de Salud; y ii) la disrupción tecnológica que ya le está permitiendo a la población tener un mejor monitoreo de su estado de salud a costos muy razonables.

Archivo comentario: