Primary tabs

Diciembre 11

Guerra comercial: Arancel vs. Tasa de cambio

La atención del mundo estuvo concentrada la última semana en los diálogos entre los mandatarios de Estados Unidos y China, reunidos en Argentina con motivo de la cumbre anual del G20. La buena noticia es que se ha logrado una tregua en dicha guerra comercial al anunciar Trump que estaría postergando la anunciada implementación de nuevos sobre-aranceles, mientras que China, por su parte, ofreció inclusive reducir los aranceles existentes para el sector automotriz. Sin embargo, aún es muy temprano para descartar que se llegue a materializar la amenaza de Estados Unidos de elevar los sobre-aranceles del 10% al 25% a bienes y servicios provenientes de China, valorados en US$250.000 millones. En cualquiera escenario, vale la pena analizar qué sectores serían los más afectados con un eventual recrudecimiento de dicha guerra comercial. Por el momento, Estados Unidos ha evitado una mayor inflación, dado el colchón comercial que está usando China para sacrificar parte de sus ganancias con el fin de no afectar con mayores costos a su cadena de consumidores globales. No obstante, Estados Unidos podría presentar presiones inflacionarias en el mediano-largo plazo, resultante del escalamiento del conflicto, así como de la normalización de los precios de exportación chinos y de los márgenes reportados por los intermediarios comerciales.

Archivo comentario: