Primary tabs

Noviembre 26

Impuestos a los vicios en ColombiaImpuestos a los vicios en Colombia

En las últimas décadas, se ha logrado un consenso global sobre la importancia de los impuestos saludables. El principal argumento se ha centrado en su exitoso efecto disuasivo sobre el consumo nocivo del tabaco, el alcohol y las bebidas azucaradas. Por ejemplo, se estima que la elasticidad precio del consumo de tabaco y del alcohol es tan alta como un 0.5%. Colombia también se ha venido moviendo con esta correcta tendencia mundial, elevando dichos impuestos a los vicios. De hecho, durante el proceso de adhesión a la OCDE de 2015-2017, el Comité de Salud recomendó transferir mayores recursos al sector salud por esta vía de incremento de impuestos a los vicios. En particular, la Ley 1819 de 2016  avanzó en el endurecimiento del gravamen al tabaco, con la doble bondad de: i) generar un mayor recaudo tributario proveniente del tabaco hacia el sector salud; y ii) reducir los fumadores de un estimado de 3.3 a 2.8 millones en 2016-2017. En el caso de las bebidas alcohólicas, la Ley 1816 de 2016 elevó el impuesto total del consumo a niveles cercanos al 30%, esto como requisito exigido por la OCDE. Lamentablemente, el fuerte cabildeo ha impedido que el país adopte las mejores prácticas globales en el frente de lucha contra la obesidad a través de implementar impuestos disuasivos a las bebidas azucaradas.

Archivo comentario: